OMS prohíbe producción y venta de Viagra para evitar apocalipsis Zombie


Amsterdam.- La Organización Mundial de la Salud ha prohibido la producción y venta del Viagra, conocido producto por tratar problemas de disfunción eréctil en hombres mayores. En esta ocasión, el poder para levantar muertitos es lo que ha promovido el veto mundial del aclamado medicamento.

Durante los últimos 10 años el consumo desmedido de Viagra ha alertado a la OMS quien desde el año 2015 había notado el brote de una nueva “enfermedad” ligada al consumo masivo de Viagra sin la dosificación correcta.

Uno de los casos más sonados en EEUU es el de Brad Pittin, quien a sus 65 años sufrió uno de los peores casos de deformación peniana registrados en la medicina moderna, tras el consumo desmedido de Viagra durante más de 1 año, empezó a notar enrojecimiento y desprendimiento de piel en todo el tronco del pene así como en el glande y escroto. Al principio los médicos no sabían si era un verdadero caso de Penezombismo o era solo un Pene cualquiera infectado por sífilis, tras el resultado negativo de sífilis se redujo paulatinamente la dosis de Viagra hasta que el pene se normalizó.

Primer caso de Penezombismo

Este caso se replicó en diversas zonas como Sudáfrica, México, Argentina, Singapur, Australia, Rusia Y China, en este último país la alerta no ha sido tan grave ya que los llamados penezombies son de diminuto tamaño y se pueden exprimir hasta la muerte como cualquier barro o espinilla.

La prohibición ha sido anunciada este 31 de Octubre y se espera que a partir del 20 de Noviembre el Viagra desaparezca de la faz de la tierra. Líderes mundiales han aplaudido la moción de la OMS ya que consideran que de no tratarse a tiempo esta pandemia podría ser la verdadera fuente del tan temido apocalipsis zombie.

Además, los gobiernos del G20 han anunciado que se emitirá una alerta mundial para que las mujeres que se encuentren en su periodo de menstruación no salgan de sus casas si algún penezombie ha sido diagnosticado, ya que por su naturaleza de “muerto viviente” son propensos a atacar cualquier ser viviente con olor muy fuerte a sangre.

Por el momento no se sabe con certeza el número de penes infectados en todo el mundo, pero se espera que con esta medida se evite la propagación del penezombismo y los ahora afectados puedan regresar a la normalidad como cualquier otro pene con disfunción eréctil.

Comentarios 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *